La estrategia del Gobierno para evitar la mega-devaluación

El ministro de Economía de la Nación Argentina, Martín Guzmán concentra sus esperanzas de reactivar el país económicamente en el aumento de la soja.

Según estimaciones, el próximo año podrían ingresar al país unos USD 40.000 millones, sin embargo, con la fuerte suba del dolar paralelo, el Banco Central sigue perdiendo reservas.

En la semana el INDEC dio a conocer las cifras del comercio exterior, anunciando que las importaciones subieron a USD 4.100 millones, lo que representa un incremento del 3,1% interanual. Lo que sucede es que las empresas se apuran a comprar todo lo que pueden con el valor del dolar a 80 pesos, estimando que luego será mas dificil.

En el mismo período, las exportaciones cayeron mas del 18%. Lo que provocó que el superávit comercial de USD 1.500 millones descienda a USD 584 millones.

En vista de la brecha cercana al 140% entre en dolar «blue» y el dolar oficial, existen quienes sobre-facturan exportaciones para girar mas dólares oficiales a una cuenta en el exterior, y otros que pagan servicios inexistentes a empresas vinculadas o empresas fantasmas. Si bien existen controles, el margen de ganancia de este tipo de operaciones es gigantesco.

Martín Guzmán maneja dos alternativas, sincerar el tipo de cambio o no tocar el dolar, pero restringir el acceso de divisas para importar. La primer opción encarecería la comtra de bienes importados y una gran inflación, por lo que la segunda alternativa parece ser la medida a implementar.

Esta decisión intenta demorar el traslado a los precios, manteniendo la canilla abierta en menor medida a los importadores, pero abierta al fin se pretende que el salto inflacionario sea mas lento. Sin embargo provocará que los insumos importados comiencen a escasear y que los bienes para la producción sean menos accesibles.

Al momento, el Banco Central sigue drenando sus reservas, a tal punto que para el 20 de octubre las ventas ya superaban los USD 650 millones.

Por lo tanto, la estrategia es tender un puente hasta la próxima cosecha de soja, que roza los USD 400 en el mercado internacional, y podría representar el ingreso de unos USD 40.000 millones. Habitualmente el precio de la soja apenas supera los USD 300.

Pero la principal incógnita es saber cuantos dólares ingresarán finalmente al país si no se logra bajar la brecha, ya que los exportadores ingresan la menos cantidad de divisas esperando el «sinceramiento cambiario».

El ministro Guzmán avisó que no hay margen para reducir el déficit, por lo que se tendrá que seguir recurriendo a las emisión monetaria.

Se espera lograr un acuerdo con el FMI para dar certezas al mercado, confianza que permirta contener la suba del tipo de cambio.

YV24SU42KQOIC624QKXMZTUA3I

INFO: INFOBAE

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: