Detalles de lo ocurrido en la Alcaidía de Trelew

512401 5952
9 / 100

La policía debió hacer frente a una rebelión de presos en la Alcaidía de Trelew con balas de goma y gases lacrimógenos. Todo comenzó cuando los efectivos entraron para rescatar a dos reclusos que eran golpeados salvajemente.

512401 5952

HERIDOS

En la revuelta hubo tres heridos graves y también varios golpeados, de hecho, un reo perdió tres dedos de un escopetazo cuando quiso manotearle el arma a un policía. Los presos que fueron agredidos por sus propios compañeros están internados con importantes lesiones dentro del hospital de Trelew, aunque afortunadamente no corren riesgo de vida, pero lo cierto es que aun no estaba listo el informe oficial que lo corrobore a ciencia cierta.

El jefe de la Alcaidía dijo que estuvieron casi dos horas intentando contener y controlar la situación hasta que finalmente lo lograron. Una vez que pudieron ingresar al lugar de la pelea y evacuar los presos, los llevaron a la cancha de futbol como se ve en la foto.

La víctimas fueron identificadas como “Franco “El Ojón” Béjar (el más herido)  y Mauricio Ramos”. Ambos de entre 25 y 40 años están cumpliendo condenas por delitos contra la propiedad y hechos de violencia, los mismos podrían haber perdidos la vida en la revuelta de no haber intervenido la policía. En el transcurso de estos días se los interrogará para saber cual fue el motivos del conflicto.

LA PELEA

El conflicto comenzó a las 9 de la mañana del sabado, el comisario Araujo, jefe de la Alcaidía describió lo sucedido:

 “La situación se desató en un conflicto de internos y cuando personal de celaduría logra rescatar a uno de los presos que estaba siendo golpeado. Había otro que estaba siendo atacado por un grupo mayor de internos que a su vez iniciaron un incendio en lo que nosotros llamamos la puerta trampa del pabellón donde estaban sucediendo los hechos”.

“Ahí, también comenzaron a arrojar elementos contundentes contra el personal y la situación se tornó más gravosa cuando el interno que estaba siendo agredido empezó a pedir auxilio. En ese momento se solicitó apoyo a las fuerzas especiales, con las que se logró ingresar al recinto en medio del incendio que había iniciado los internos del pabellón y se pudo rescatar al recluso que se encontraba muy golpeado», sostuvo Araujo.

Al ingresaro al pabellón los policías fueron agredidos con todo lo que los presos tuvieron al alcance, palos con puntas y facas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: