El presidente del Concejo Deliberante de Río Gallegos pidió licencia luego de denuncias por abuso

El presidente del Concejo Deliberante de Río Gallegos, Emilio Maldonado, pidió hoy licencia luego de ser denunciado por presunto abuso sexual a dos niñas de 9 y 10 años, mientras el intendente Pablo Grasso señaló que «la justicia debe actuar sin presiones».

multimedia.miniatura.b7859ea3e59673bc.636f6e63656a6f2d64656c69626572616e74652d325f6d696e6961747572612e6a7067

Maldonado, del oficialista Frente para la Victoria, presentó su pedido de licencia esta tarde horas después de que el intendente Grasso y los ediles opositores le reclamaran que dejara el cargo mientras avanza la investigación judicial.

Fuentes judiciales indicaron que la denuncia que presentó anoche una mujer de 25 años acusando a Maldonado de manosear a su hija de 9 quedó a cargo de la jueza penal Valeria López Lestón, quien al parecer sumaría a la investigación la segunda acusación contra el concejal, de otra mujer que reveló hoy en una comisaría que el edil perpetró el mismo accionar contra su niña de 10 años en abril de 2018.

Las dos denuncias fueron radicadas en comisarías de la ciudad luego y sus contenidos trascendieron además por la revelación que hizo en Facebook la madre de la niña de 9 y declaraciones a la prensa de las dos adultas.

Ante ello, el intendente Grasso emitió un comunicado en el que se refirió a la situación de Maldonado al afirmar: «creo en la justicia. En la justicia para todos».

«Le pedí a Emilio Maldonado que solicite licencia a su cargo de concejal para ponerse a disposición del proceso judicial que corresponda. La justicia debe actuar sin presiones», acotó el intendente.

Por su parte, los concejales del interbloque de la UCR y la Coalición Cívica-ARi- reclamaron «la urgente investigación y esclarecimiento» de la denuncia más la adopción de «todas las medidas de protección y contención profesional psicológica a la menor y a su familia».

Los concejales Pedro Muñoz, Daniela D´Amico y Leonardo Roquel también solicitaron «una sesión extraordinaria urgente para que se proceda a la separación preventiva e inmediata del cargo al concejal denunciado, a efectos de evitar cualquier interferencia en la investigación o presión a la justicia».

Después del pedido del intendente, Maldonado envió una carta al Concejo Deliberante «solicitando licencia» para ponerse «adisposición de la Justicia y no entorpecer de ninguna manera el accionar de las instituciones».

Según el texto de la misiva, le pidió a los «concejales que traten este pedido lo más pronto posible».
La primera acusación se conoció anoche cuando una mujer reveló en las redes sociales que había denunciado el 20 de junio a Maldonado ante la policía y exhibió imágenes de la denuncia y capturas de pantalla de diálogos mantenidos por Maldonado.

En su mensaje por Facebook, la mujer afirmó que «en la comisaria tomaron la declaración pero no realizaron nada más. A mi hija no la vio un médico ni nada, sólo declaración. Necesito con urgencia que se realice la cámara Gesell, que la vea un psicólogo ya que ella cuando se acuerda se lastima».

«Quiero que este caso no quede impune. Que se haga justicia. «No quiero que porque se trate de un político que tenga influencias se archiven las denuncias y mi hija no sea escuchada», señaló,
Otra denuncia fue divulgada esta tarde por el diario La Opinión Austral, que también difundió partes del acta policial y el testimonio de una mujer que aseguró que el edil habría manoseado a su hija cuando tenía 10 años en 2018.

«Maldonado me dijo que no hiciera nada al respecto. Él tenía un cargo público y no iban a hacer nada», relató la mujer.

Asimismo, indicó que se presentó en las primeras horas de hoy en la comisaría sexta para denunciar a Maldonado, por abuso sexual contra su hija.

Por su parte, el concejal declaró ante la prensa que «no haría declaraciones sin antes asesorarse con sus abogados».

TELAM

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: